Barcelona

Home / Sedes / Barcelona / Exposiciones / Tesoros de Villajoyosa

Compartir: 

Tesoros de Villajoyosa

Del 26 de setiembre al 1 de febrero de 2015

Tresors para Sapiens no data-petita

Inauguración el día 25 de septiembre a las 19 h, Museo de Arqueología de Cataluña, Barcelona.

VISITA GUIADA, todos los domingos a las 12:15 h, es necesaria la inscripción previa.

La Vila Joiosa fue, hace tres mil años, un enclave privilegiado tal y como lo es hoy. Su fantástica posición estratégica no sólo les permitió buenas posibilidades para defenderse y obtener alimentos, también les posibilitó la llegada de viajeros y mercancías de infinidad de lugares remotos configurando un gusto muy exquisito y con las más variadas  influencias. Todo esto ha sido el origen de unas fuentes arqueológicas que nos explican la historia de una ciudad ibérica con trazas  griegas, fenicias, púnicas e incluso notables muestras provenientes de Egipto y Etruria.

Exposición desarrollada por la Generalitat de Cataluña, Vilamuseu, el Ayuntamiento de Vilajoyosa y el Museo Arqueológico de Alicante, y que tendrá lugar en el Museo de Arqueología de Cataluña, Barcelona, del 25 de setiembre al 1 de febrero de 2015.

Introducción 

UN TERRITORIO VOLCADO AL MAR

Villajoyosa (“la Vila”) es la capital de una comarca aislada por montañas, y el primer puerto de Hispania para los barcos que venían de oriente. En el s. XV tenía Reales Astilleros, y en el s. XIX alcanzó la segunda matrícula naval de España. Sus grandes goletas y pailebotes llevaban a América y Filipinas los productos de la industria de Alcoy, y trajeron el cacao que originó nuestra industria del chocolate. Villajoyosa es cuna de la industria redera española, de numerosos artes y sistemas de pesca (como las parejas a vela) y de capitanes de almadraba.  

VILAMUSEU: UN PROYECTO DE FUTURO

La Vila Joiosa es una de las principales ciudades históricas monumentales de las costas valencianas. En esta exposición puede disfrutar de algunos de los espectaculares hallazgos arqueológicos de los últimos años, una de las grandes sorpresas de la arqueología española. El proyecto Vilamuseu (Red de Museos y Monumentos de Villajoyosa) es un ejemplo integrador de museos, monumentos y turismo cultural para personas de todas las capacidades físicas y mentales, culturas, edades y niveles culturales, que interpreta el patrimonio de manera sorprendente, original y comprensible. La sede de Vilamuseu abrirá sus puertas en 2015.

La población indígena y su entorno

LA POBLACIÓN INDÍGENA

Hay pruebas de que, la final de la Edad del Bronce, hace unos tres mil años, el entorno del cerro sobre el que hoy está el casco antiguo de Villajoyosa fue poblado por indígenas. Estos pobladores se encontraban en la órbita de Tartessos, la rica civilización que dominaba el valle del Guadalquivir. 

Aportaciones culturales y tecnológicas fenicias y púnicas

EL INFLUJO DE ORIENTE

Los fenicios vivían en la costa de lo que hoy es el Líbano, Israel y Siria. Se dedicaban sobre todo al comercio marítimo. Desde 800 a. C. establecieron colonias en las costas del S y SE de la Península Ibérica.  Trajeron el olivo, la vid, el torno de alfarero, la cremación de los muertos, la forja del hierro, el alfabeto... 

Cuando su ciudad más importante, Tiro, cayó en manos del Imperio neobabilónico en 574 a.C., su colonia Cartago (en la actual Túnez) la sustituyó como capital del Imperio fenicio, que desde entonces llamamos púnico. 

Aportaciones culturales griegas

LA PRESENCIA GRIEGA

Además de las colonias de Emporion y Rhode, fundadas por los griegos de Focea (en la actual Turquía) en los s. VI y V a.C., los geógrafos antiguos mencionan que había población griega en otros lugares como Alonís (Villajoyosa).Villajoyosa es uno de los escasos lugares de España en los que encontramos cerámica griega “de figuras negras”, de finales del s. VI a.C. Es clara la influencia griega en la escultura de piedra, la escritura, la moneda y otros aspectos de la cultura ibérica del s. V en nuestra zona. 

Restos de otras culturas: Egipto y Etruria

RESTOS DE OTRAS CULTURAS: EGIPTO Y ETRURIA

Los objetos etruscos y egipcios, traídos por los comerciantes fenicios, son muy raros en la Península Ibérica. La colección egipcia de Vilamuseu es una de las más numerosas y relevantes de la Península Ibérica. En ella destacan los amuletos de dioses tallados en piedra de talco y, sobre todo, la cantimplora de Año Nuevo, fabricada en Sais, capital de la XXVI dinastía, hacia 600 a.C. En ella se recogía el agua mágica del día de la crecida del río Nilo, que se creía que curaba enfermedades y ayudaba a los muertos a conseguir la vida eterna.

Situación estratégica de la ciudad ibérica

LA SITUACIÓN ESTRATÉGICA DE LA CIUDAD IBÉRICA

La posición de la ciudad ibérica de la Vila Joiosa es muy ventajosa: sobre un cerro fácil de defender, junto a un río, frente a un buen fondeadero y una buena playa para embarcar y desembarcar viajeros y mercancías, dominando los terrenos de cultivo más extensos de la comarca de la Marina Baixa. Además, su fondeadero era el último o primer puerto destacado en la Península para los barcos que tomaban la ruta de navegación de las Baleares,  auténtica autopista marítima de la antigüedad hacia y desde el Mediterráneo Central y Oriental.

Religión ibérica y santuario de la Malladeta

EL SANTUARIO DEL TOSSAL DE LA MALLADETA

Estaba probablemente dedicado a la divinidad principal de los iberos y los púnicos, que estos llamaban Tanit. Aunque ya existía en el s. IV a. C., sufrió una drástica reforma hacia el año 100 a. C. Al comienzo del Imperio Romano se redujo a unas habitaciones en la cima. Hacia 80 d. C. se abandonó y el culto se debió trasladar al nuevo foro del municipium.En los equinoccios de primavera y otoño, desde la cima, el sol sale simbólicamente por la isla de Benidorm, lo que sirvió a los iberos para fijar el año nuevo y el calendario agrícola. 

La sociedad ibérica a través de las necrópolis

LA SOCIEDAD IBÉRICA A TRAVÉS DE SUS CEMENTERIOS

Conocemos dos grandes cementerios ibéricos (Poble Nou y Casetes) que consistían en grupos de tumbas a ambos lados de los caminos que conducían hacia las comarcas vecinas de l’Alacantí y l’Alcoià. Se han excavado tumbas desde el s. VII a. C. hasta el fin de la época romana, trece siglos más tarde. Sus ajuares, es decir, los objetos personales y rituales que acompañan los restos del difunto, forman una colección única que ilustra la vida cotidiana de casi cuarenta generaciones. 

Tumba 64

UNA RICA TUMBA DEL FINAL DE LA CULTURA IBÉRICA

Esta es una de las tumbas que contiene un ajuar más rico de las halladas en los cementerios antiguos de Villajoyosa. Se puede fechar entre los años 30 y 10 a. C., comienzos del Imperio Romano, momento en el que los rasgos de la cultura ibérica (que todavía apreciamos en varias cerámicas de esta tumba, pintadas con líneas rojas) están desapareciendo, y los iberos están asimilando rápidamente la cultura romana. De hecho, algunos objetos, como las fichas de juego, los vasos “de paredes finas” o la cerámica barnizada en negro, son romanos. 

Un nuevo estilo decorativo de la cerámica ibérica

Numerosas cerámicas ibéricas de Villajoyosa presentan una decoración pintada de estilo diferente a los ya conocidos. No suele narrar episodios humanos o divinos, sino que contiene imágenes simbólicas que representan mensajes de fecundidad y fertilidad. Predominan dibujos esquemáticos y abstractos, trazados de forma rígida, que se combinan en decoraciones ricas y creativas. Destaca la figura de la paloma como símbolo de la Diosa ibérica de la fecundidad y de la muerte, que protegería y guiaría al alma del difunto durante su viaje al Más Allá. 

El campamento de las Guerras Sertorianas

En los últimos años la arqueología urbana de Villajoyosa ha dado una nueva sorpresa al encontrarse en diferentes solares, durante las excavaciones previas a la construcción de nuevos edificios, una trinchera de defensa de un campamento militar romano (castra), el único hallado en la Comunidad Valenciana hasta la fecha. Pertenece a las guerras civiles conocidas como Sertorianas (83-72 a.C.), que enfrentaron a dos bandos dirigidos por los generales Pompeyo y Sertorio. El campamento albergó a una tropa, probablemente sertoriana, que controlaba la salida de alimentos y suministros desde el puerto de Allon.

El pecio Bou-Ferrer

Son los restos sumergidos de un gran velero mercante romano del s. I d. C. Transportaba salsas de pescado envasadas en tres o cuatro pisos de ánforas del tipo Dressel 7-11, así como lingotes de plomo. El Proyecto Bou Ferrer lo promueven la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento, la Fundación General de la Universidad de Alicante y el Club Náutico. Es el mayor barco antiguo en excavación en el Mediterráneo, con unos 30 m de eslora y unas 200 Tm., y debe su nombre a sus descubridores, Antoine Ferrer y José Bou. Es el primer pecio español con visitas subacuáticas guiadas. 

El municipium de Allon y sus evidencias materiales

EL MUNICIPIUM ROMANO DE ALLON

La mayoría de los investigadores sitúan en Villajoyosa la ciudad ibérica y romana de Alon o Allon (se pronuncia Ál·lon), citada en los textos antiguos. Los griegos la llamaban Alonís. Desde hace siglos se conocía la existencia de una ciudad romana, gracias las inscripciones de un mercado municipal (macellum) de un alcalde (duumvir). Esta ciudad, nombrada municipium hacia 74 d. C., era capital de un territorium o término municipal que abarcaba la actual comarca de la Marina Baja. Según Artemidoro de Éfeso, sus ciudadanos se llamaban alonitas. En primavera se celebra el evento de recreación histórica FESTVM ALONIS. 

LAS TERMAS MONUMENTALES DE ALLON

Durante cinco siglos se ha buscado la ciudad romana de Villajoyosa sin éxito. Se creía que estaba a 3 Km., cerca de la Torre de Sant Josep, pero en 2005 Diego Ruiz y Amanda Marcos hallaban las grandes termas municipales en el centro de Villajoyosa. Állon es la cuarta (y última) ciudad romana de la provincia de Alicante, junto a la colonia de Ilici (Elche) y a los municipios de Lucentum (Alicante) y Dianium (Denia). Las termas se construyeron entre 85 y 110 d. C., y se abandonaron en el s. IV d. C. 

Las villas

LAS VILLAS ROMANAS 

Junto a la ciudad romana de Állon existió un cinturón residencial de villas con termas privadas: Plans, Jovada I, Barberes Sur, Ribetes… Se han hallado industrias asociadas a la pesca en la villa del Xarquet, una tintorería, alfares cerámicos y fabricación de vino, aceite o cal. Destaca la villa de Xauxelles, que a finales del s. III se dotó de unos lujosos baños privados decorados con mosaicos, mármoles y figuras talladas en las paredes.  

La infancia y los juegos

LA INFANCIA Y LOS JUEGOS

Los cementerios romanos han dado una colección extraordinaria de juegos y juguetes: tabas (tali); latrunculi (antepasado del ajedrez, con dos presididos por damas); muñequitas y miniaturas de cerámica para jugar a las cocinitas; fichas circulares recortadas de ánforas para jugar al caliche; canicas, dados, etc. También hay objetos de tumbas infantiles como bulas (amuletos que los niños llevaban hasta los 17 años), punzones de bronce (stylus) para escribir en tablillas enceradas, biberones de cerámica e incluso un sonajero de bronce (crepitaculum) con platillos sonoros y el rostro de Somnus, el dios del sueño. 

Tocador y adorno personal

TOCADOR Y ADORNO PERSONAL

También son frecuentes estos objetos en las tumbas de Poble Nou y Casetes. Hasta el s. I abundan los frascos de perfume de cerámica, que se sustituyen entonces por los de vidrio. También abundan los anillos, pulseras, pendientes y colgantes de bronce (como el anillo en forma de serpiente enroscada, que solían llevar los médicos); amuletos de fecundidad, como genitales masculinos o femeninos en vidrio o hueso; espejos, pinzas de depilar y broches para sujetar la ropa sobre el hombro (“fíbulas”), siempre en bronce; o cucharitas para polvos cosméticos y agujas para el peinado, de hueso.

La vajilla de mesa

LA VAJILLA DE MESA: CUESTIÓN DE MODAS

La cerámica es el hallazgo más abundante en los yacimientos romanos. La vajilla de mesa cambiaba mucho de moda, y por eso es muy útil para fechar estratos arqueológicos. En la república (hasta el s. I a. C.) se barnizaba en negro, y después, en el Imperio, de color rojo (esta la llamamos “sigillata”, ‘cerámica sellada’, porque algunas llevan sello del fabricante). Hasta el s. II d. C. son frecuentes vasos y copas para beber que imitan las plata, y que llamamos “de paredes finas” (llegan a tener menos de 1 mm. de grosor). 

Religión y mundo funerario romano

LOS ROMANOS Y EL MÁS ALLÁ

En el s. II d. C., por influencia de religiones orientales, los romanos cambiaron la cremación de los muertos por el entierro del cadáver sin quemar (“inhumación”). En el s. XXI está sucediendo lo contrario.  Si nadie te recordaba después de la muerte tu alma desaparecía. Los cementerios muestran tumbas a ambos lados de los caminos con inscripciones que piden a los transeúntes que digan sit tibi terra levis (STTL) (“que la tierra te sea leve”). Destaca la torre de Sant Josep (s. II d. C.), la mayor torre funeraria conservada en Hispania, situada frente al camino más importante de la época: el mar.

Poblamiento islámico

EL POBLAMIENTO ISLÁMICO

Desde el s. IV la vida urbana de Allon decae. Los grandes señores se van a sus residencias rurales, cada vez más grandes, pobladas y lujosas. Villas como Xauxelles, Jovada I y Plans (Villajoyosa), El Albir (Alfaz) o La Pila (Altea) alcanzan las épocas bizantina y visigoda (s. V a VII). Tras la invasión islámica en 711, el poblamiento se retira al interior, huyendo de los peligros de la costa. Con el tiempo, algunas villas darán lugar a aldeas islámicas, como Torres (l’Almiserà), que conserva su nombre latino, y que tiene un morabito o mezquita rural (hasta hoy, la única de la Comunidad Valenciana).

Vilajoiosa: el nacimiento de una villa marítima 

LA VILA NOVA DE VILAJOIOSA

En 1300 el almirante de Jaume II, Bernat de Sarriá, funda la vila nova de Vilajoiosa en la frontera de las coronas de Aragón y Castilla, sobre las ruinas de las ciudades ibérica y romana. Se repobló con gentes del pirineo catalán y aragonés que trajeron nuevas costumbres, religión y lengua. Fue desde entonces el único puerto de la Marina Baja, escala de las flotas de Flandes que cargaban pasas de la comarca. En 1443 la reina María le concedió el título de villa real, un privilegio que explica la corona del escudo de Villajoyosa. 

Ataques berberiscos y arquitectura defensiva

TIEMPO DE LOS CORSARIOS

Los ataques berberiscos del norte de África se agravaron desde el s. XVI, cuando la Armada española se concentró en proteger las flotas de América. Felipe II promovió un sistema de defensa para el Reino de Valencia: torres, castillos y guardias organizados en doce distritos. Villajoyosa fue la capital del de la Marina Baja, y sede de una de las tres compañías de caballería de la costa del Reino, dedicada a evitar desembarcos corsarios. También fue una temible base corsaria cristiana, en cuyos astilleros se armaron naves para la Corona y para el corso.

Santa Marta y el origen de las Fiestas de Moros y Cristianos

SANTA MARTA Y EL ORIGEN DE LAS FIESTAS DE MOROS Y CRISTIANOS

Según la leyenda, la santa del día, Marta de Betania, levantó una tormenta que evitó un desembarco corsario en 1538; pero la verdad es que éste se produjo y lo frustraron los vecinos y vecinas con ayuda de Jijona y Alcoy. Con los años, Santa Marta se convertiría en patrona de Villajoyosa. En 1753 ya se celebraban fiestas con desfiles de voluntaris encargados de la defensa civil. Dos años después todavía hubo un intento de ataque berberisco. Estos desfiles son el origen de las Fiestas de Moros y Cristianos, de interés turístico internacional, con su espectacular Desembarc. 

Frases sueltas

 “Hay tres clases de hombres: los vivos, los muertos y los que van por la mar” (Anacarsis, s. VI a. C.)

“Ex oriente lux” (“La luz viene de oriente”, aforismo romano)

“...los marinos de Villajoyosa, por intrépidos e inteligentes en el manejo de las jarcias y las velas, tenían fama en todo el litoral de Levante, y su matrícula era la segunda en número entre las de España” (Teodoro Llorente, Las Provincias, Valencia, 24 de octubre de 1904). 

“El golfo ilicitano tiene tres ciudades: Allon, Lucentia e Ilici” (Pomponio Mela, geógrafo romano, s. I d. C.)

  • Currently 0 out of 5 Stars.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Rating: 0/5 (0 votes cast)

Thank you for rating!

You have already rated this page, you can only rate it once!

Your rating has been changed, thanks for rating!

Anunci Tresors MAC
Cantimplora egipcia
Collar orientalizante
expo-lavila-marq092
Cratera de las Amazonas copia
Colador etrusco copia
Conjunto tumba 64 iberica
Mosaico romano Xauxelles copia
Inscripcion funeraria islam
Olpe consagracion
Simpulum de bronce romano